13490778_800339070101930_5530350646724874060_o

En esta presentación se describe la evolución de un tipo particular de consciencia, el Ego Occidental, una consecuencia de la separación del mundo natural. Este Ego es un “Ego disociado”, que ha olvidado sus raíces, y está atrapado en su propio circuito cerrado de autorreferencia y autodefinición. Este Ego utiliza una posición defensiva que niega cualquier cosa que le obligue a modificar su perspectiva. Sus metáforas operativas son “poder, control y dominio”, acciones que emplea sobre cualquier cosa percibida como una amenaza, sobre todo sobre lo irracional, trans-racional, trans-personal, femenino, creativo, y la Naturaleza.

Podría decirse que esta perspectiva acerca del Ego nos está llevando a nada menos que un “suicidio de especies”.
13321635_788567164612454_905216159652123274_n

Fue realmente un encuentro muy valioso y provechoso, donde tuvimos la oportunidad de discutir y sentir una perspectiva más amplia sobre la relación humano-naturaleza. Exploramos interesantes temas relacionados a los campos de la psicología, la ecología y la antropología, como la relación Ego-naturaleza, Ecofeminismo y los rituales sanadores.

Existen, sin embargo, otros modelos de consciencia, como se ve en la cultura Navajo por ejemplo, que postula una relación más equilibrada y participativa con el mundo natural. Este tipo de consciencia, más permeable, se está presentando también en los consultorios de la psicoterapia occidental, y sin embargo, se confunde con psicopatologías. Puede ser imaginado como la Personalidad Borderland, que posiblemente representa un paso evolutivo en la consciencia. La personalidad Borderland, como un nuevo modelo de la consciencia, valida la experiencia trans-racional con la dimensión de lo sagrado que reside en la naturaleza misma. Esta experiencia con las capas más profundas de la psiquis, es sanadora.

Nicholas HS Higgins, PhD.